Coliseo

¿Cómo se construyó el Coliseo romano sobre un lago?

Tras seis años de trabajos en los que participó un auténtico ejército de artesanos, todo estaba a punto para que el emperador Tito ocupase su lugar, en la tribuna imperial. Corría el año 80 d.C y Roma estaba atestada de visitantes llegados desde todos los rincones del imperio para asistir a la inauguración del Coliseo, construido bajo la dinastía de los Flavios, fundada por el emperador Vespasiano, padre de Tito. Durante los 100 días siguientes la multitud allí congregada disfrutó de una verdadera orgía de sangre, producida por el sacrificio de numerosos animales y hombres.

El edificio es hoy una de las más impresionantes ruinas romanas. Su gigantesco anfiteatro (190 x 155 m) adopta su nombre de la palabra latina colosseus (colosal), pero no en alusión a su tamaño sino al hecho de haber sido construido junto a una colosal estatua del emperador Nerón. El proyecto fue concebido por Vespasiano, que reconstruyó gran parte de la ciudad tras el caos provocado por Nerón (6979). Para ello eligió el centro de la ciudad, donde Nerón había construido una mansión junto a un lago artificial.

En primer lugar se vació el lago en las aguas del Tíber. Los cimientos de hormigón se introdujeron a 5.5 m de profundidad en el lecho del río, cubierto con una capa de gravilla. A continuación se levantaron 80 paredes de hormigón para construir el perímetro del óvalo que rodea la pista; las paredes soportaban el peso de las gradas de mármol, que alcanzaban una altura de 48 m. Para la construcción de las paredes se empleó un tipo de caliza blanca o de color claro extraída en las canteras de los alrededores de Roma.

  • Función para la que fue diseñado. ¿Qué función o funciones ha tenido a lo largo de la historia? ¿Qué función turística tiene hoy en día?

El Coliseo fue diseñado en su época para divertir y distraer a la población con la finalidad de que estos no se preocuparan por otros temas relacionados con su sociedad como la política. También fue diseñado para cumplir una función áulica, es decir, para dar a conocer la magnificencia del Imperio romano, además fue un importante medio para que emperadores y personalidades se ganaran el cariño, el aprecio y respeto del pueblo romano a cambio del auspicio de una entretención algo morbosa y sangrienta.

Además el Coliseo muestra la manía edificadora de un pueblo que lo quería era que Roma fuera el centro del universo, su preocupación era demostrar que eran superiores a otras comunidades y con este tipo de construcciones conseguían su objetivo.

En el Coliseo se celebraron grandes fiestas, sobre todo en la época del emperador Adriano, además, en él se sucedieron luchas de gladiadores (hoplomachies) prohibidas hacia el año 404. También se devinieron luchas de fieras (venatios) y sacrificios humanos (numeras).

El lugar, declarado Patrimonio de la Humanidad, estuvo durante mucho tiempo inutilizado a causa del incendio que sufrió durante el reinado de Macrino. Se reconstruyó a lo largo del tiempo y lo inauguró Alejandro Severo.

En la actualidad, el Coliseo posee una función turística cultural, la gente lo puede visitar dentro de unos horarios determinados pagando ocho euros. Además, desde 1999 el Coliseo realiza una función muy curiosa que es la de honorar a aquellos países que abolen la pena de muerte encendiendo todas las luces de éste durante dos días seguidos, El

ejemplo más reciente se dio en el 2001 cuando Chile abolió la pena de muerte.

(Para una mayor información sobre las luchas entre gladiadores, fieras y sacrificios humanos ver anexo)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s